Consejos y Opiniones

34405_1513002979738_2459480_nNuestro consejo en base a la experiencia de años, es que, tanto si estás buscando formarte como profesor de Yoga, como si deseas recibir clases de calidad, investigues bien todas las opciones:

[list style=”thumbs”]

  • Quién imparte y su curriculum real, con fechas y lugares, a cuántas formaciones ha asistido, desde cuando está formando. Esto es de suma importancia, ya que mucha gente suele adornar su experiencia curricular de modo fraudulento.
  • Quién avala la titulación final y su alcance (provincial, nacional, europea o mundial). Qué entidades avalan la formación, la Escuela o al formador.
  • Quiénes son el equipo formativo, referencias de otros centros, años de experiencia, en qué escuelas imparte…

[/list]

 

Todo esto te dará una idea de dónde vas a invertir tu dinero y de si realmente estás acertando con la elección. Formarte o recibir clases de un formador experimentado y profesional puede cambiar tu Vida y abrirte posibilidades profesionales de Calidad.

Para cualquier duda o aclaración, puedes contactar con la escuela y estaremos encantados de atenderte.

[dropcap]IEY[/dropcap]

 

 

“A veces las cosas ocurren sin que seamos demasiado conscientes de que es el destino que hemos estado forjando el que está tomando forma.

Setiembre del 2013, vamos camino de Sevilla a un encuentro de yoga, uno más de tantos de lo que he asistido. Pero esta vez voy acompañado de mi pareja Mª José y tres amigas, compañeras de práctica y casi hermanas. Pinchamos una rueda, no tenemos llave para cambiarla y debemos avisar a la grúa. El plan que llevamos para asistir a las clases se nos rompe, pero lejos de tomárnoslo mal, lo convertimos en una divertida anécdota. Llegamos al encuentro y rápidamente, no había tiempo, me decido por entrar a la clase de Ricardo. Cuando salgo mis compis me preguntan por la práctica, mi respuesta “la mejor clase de yoga de mi vida (llevo unos 20 años practicando) ¿a qué vas a entrar ahora?, me preguntan, “yo ya no me separo de “este” en todo el día”. ¿Vamos a volver mañana? Por supuesto que sí, y yo pegadito a él.

Sólo decir que unos meses después de las cinco personas que íbamos en el coche, cuatro estamos haciendo la formación, dos en Power en Sevilla y dos en yoga integral en Córdoba.

Un único consejo, el mismo que di el día de presentación del curso en Córdoba, no perdáis la oportunidad aquellos que estais pensando en formaros como instructores en cualquiera de las modalidades. Además de las enseñanzas de ajustes en las asanas, teoría y práctica de pranayamas y bandhas , elaboración de series y meditaciones, etc.  (podéis ver el temario), quizás lo que  más me haya sorprendido es la calidad del curso como terapia personal. Aprenderás a ser cada vez mas dueño de tu destino, a saber manejar tu energía, a desarrollar tu poder personal, transmutar tu percepción de hechos del pasado que tienes enquistados y que te están restando poder y muchas cosas más que irás descubriendo conforme avanza el curso, y lo mejor es que te capacitarás para poder transmitir, desarrollar y personalizar estas enseñanzas.

Espero que os sirva este comentario a los que estáis dudando, o en búsqueda de un giro en vuestra vida y así no tengáis que pasar por la experiencia de pinchar una rueda y además no tener llave para cambiarla.

¡Gracias a la vida que se sirve de estos trucos!  ”
Fran

 

 

“La Formación de Ashtanga está siendo fundamentalmente práctica, las explicaciones de Ricardo sencillas y claras, con detalles precisos para alcanzar el objetivo de cada postura. Incluso en las Asanas de mayor dificultad que aún no se consiguen realizar completas, sus consejos y ajustes ayudan a entenderlas y a saber que iremos avanzando y poco a poco podemos llegar a lograrlas.
 
Las clases son amenas y pasan volando, se aprende mucho y bueno de él. Estoy muy contenta de poder realizar este curso.”
– Cheli Bernal

 

 

“La formación es maravillosamente práctica, muy útil e intuitiva, los ajustes son de gran ayuda. Una vez lo has sentido,en tu propia práctica recuerdas donde estaba el ajuste y te ayuda a profundizar más en la Asana, en ir más allá.

En cuanto a la práctica con alumnos esta siendo muy valiosa ya que te da una serie de herramientas y destrezas que el alumno aprecia, y como instructora te sientes más segura, aportándole a la práctica calidad en la formación. “
Un abrazo,
– Rosario Belmonte

 

 

“Inicié el curso de formación de monitores de yoga y meditación a ciegas (1ª formación con Ricardo). No tenía referencias de Ricardo, quizás entré algo escéptica. Llevaba años practicando hatha yoga y quería profundizar un poco más, pero parecía que la formación mezclaba muchas cosas con las que no estaba familiarizada. Conforme fueron pasando las clases todo fue encajando. Me considero una persona pragmática, en ese sentido no me quise adelantar a las experiencias vividas en clase, simplemente fuí observando y absorbiendo la información… 

Algunas cosas las veo con más claridad, desde otra perspectiva, con un sentido diferente; un paso más hacia el autoconocimiento y el desarrollo personal. Físicamente han sido pasos de gigante y con el apoyo de las clases semanales el refuerzo se nota mucho. Totalmente “enganchada” empecé la formación de Ashtanga (2ª formación con Ricardo), más dura físicamente, pero que disfruto cada mes.

Empecé a dar clases antes de terminar el primer curso, tengo un grupo muy agradecido y fiel que espero que siga aprendiendo conmigo. Por supuesto pongo en práctica muchas cosas de las clases: meditaciones, secuencias de asanas, los ajustes … Aunque empiezo a volar sola. Ricardo, gracias por apartar las ramas, por abrir el camino.”
– Elisa A.